Real Unión de Tenerife Tacuense 1-0 C.D. Femarguín SPAR Gran Canaria

La mañana en La Salud no fue como nuestras amarillas hubiesen querido. Unos noventa minutos en los que nada claro hubo sobre el terreno de juego más que el gran gol que el U.D. Tacuense pudo meter, tras un mal de despeje de Aco.

Comenzaba el partido en Tenerife con unas aspiraciones claras, conseguir llevarnos los tres puntos, pero la máquina no engranó a tiempo y el equipo quería pero no podía. Lo intentaba incansablemente Cori con diferentes córners y balones colgados desde faltas laterales, pero no conseguíamos una rematadora que mandara esos balones a la red para ponernos por delante en el marcador. Conocíamos de la presión intensa del rival en la parte alta, y supimos salir con balones largos o triangulando con Valentina, Cori y Astrid, que mucho se dejaba ver por el centro, pero nos faltaba ese último pase que nos diera alas para llegar al área contraria con peligro.



Lo que no esperábamos, llegó. Aco realizó un mal despeje en hacia el lateral y Carla conectó un buen disparo desde el borde del área que, tras chocar en el larguero, se coló en la portería. No había tiempo para excusas y nos tocó ponernos el mono de trabajo.

Desde el gol el partido entró en un bucle del que ni Tacuense, ni nosotras, pudimos sacar. Un partido trabado que beneficiaba más al rival por su ventaja en el marcador, que a nosotras. Las oportunidades llegaban a cuenta gotas para una y otra parte, ya que el juego se centraba el medio del campo donde Valentina peleaba cada balón, Carol intentaba sacarla de atrás en diferentes ocasiones, Aleja cortaba cada paso al frente del Tacuense y Zayruma peleaba cada despeje de Haridian, pero el peligro real no conseguía llegar.

Los cambios que Migdalia efectuaba en la segunda mitad hicieron que el peligro aumentara, pero sin premio final. Debora y Cori se aliaban en la banda, pero la defensa conseguía parar el ataque despejando a córner en algunas ocasiones o cerrando la jugada en saque de banda. Zaira, otro de los cambios en la segunda mitad, metió intensidad a sus compañeras desde su entrada, pero el partido no conseguía salir de donde había entrado tras el gol del rival, y así terminó, un 1-0 que nos situa en la parte baja de la tabla con dos partidos menos. Intentaremos revertir la situación lo antes posible para aumentar la confianza y llegar al objetivo.

Deja una respuesta